dissabte, 7 de desembre de 2013

Si los conejos no fuman... ¿Por qué arden los montes? - Conviviendo con los Incendios Forestales #nomásincendios (Parte 2 de 2)

NOTA PARA EL LECTOR: Un buen amigo, con mucho criterio (por eso me preocupa), me dijo que la primera parte había sido un ladrillo... En mi defensa diré que he intentado explicar un problema complejo, lo cual, para no caer en el simplismo, requiere cierto tiempo y argumentos. En todo caso, espero no haber aburrido al lector o lectora con la segunda parte... 

Gracias por leer el artículo.

2. ALGUNOS "ENEMIGOS" DE LOS INCENDIOS (O INCENDIOS Y ACTITUDES PRECONCEBIDAS).

2.1. Incendios y la actitud "el fuego es malo".


¿El fuego es malo?

Pues mire, depende. No hace mucho escuché decir a un gran profesional del mundo de los incendios que: "Incendios forestales han habido, hay, y habrá. Y de hecho es que debe ser así". 

Tal vez a priori sorprenda al lector tal afirmación. Pero es cierto. De hecho, ecólogos, forestales, biólogos y profesionales del medio natural saben de la importancia del fuego en los ecosistemas mediterráneos. Son como aquel que dice necesarios para un correcto funcionamiento de la naturaleza. Pero en su justa medida. 


Portada del libro de J. Terradas que aborda la importancia natural del fuego en los ecosistemas mediterráneos. Datos bibliográficos: Ecologia del foc. J Terradas (ed.) Edicions PROA - ISBN:84-8256-132-4.

Un dato que tal vez mucha gente desconoce, y que sorprende por su contundencia: De media, por cada 100 incendios forestales que se producen, unos 95, los causa un ser humano, y solamente 5 son naturales (rayos, erupciones volcánicas... los conejos no fuman...).

Sea por negligencia (quemas agrícolas que se escapan, un cigarro...), sea por intenciones perturbadas, intereses económicos, venganzas o para distraer a los Cuerpos de Seguridad del Estado y poder delinquir con tranquilidad, ... los humanos y nuestro uso del fuego devastamos la mayor parte de las hectáreas que se queman.

Dos ejemplos: 

Incendio de Cortes de Pallás, Valencia, 2012. Operarios con una radial. Causa: Negligencia. Efecto: Decenas de miles de hectáreas quemadas. Leer noticia.

Incendio de Andratx, Mallorca, 2013. Causa: Quema de rastrojos. Efecto: Miles de hectáreas quemadas. Leer noticia. 

Son sólo dos. Pero hay cientos. En Guadalajara murieron 11 personas por un fuego iniciado por una barbacoa imprudente... y así otros muchos ejemplos.

Daños ambientales, coste económico (horas de vuelo de medios aéreos, manutención y salarios del personal...), y daños sociales (casas destruidas, paisaje devastado...) 

Otro ejemplo se puede observar en el siguiente vídeo, obra del Ingeniero de Montes y Director de Tecnosylva, Joaquín Ramírez, en el que se puede ver gráficamente una secuencia de los incendios que han afectado a la Península Ibérica en el período 2000 - 2012 (detectados desde el satélite MODIS).



Active Fire Detections. Data set. Available on-line: http://earthdata.nasa.gov/data/near-real-time-data/firms Music by Dax Johnson, Child's Garden. Fuente: Tecnosylva - Joaquín Ramírez. Source: NASA LANCE - FIRMS, 2011. MODIS Hotspot

Esta secuencia temporal pone de manifiesto la intensidad del problema. Y pese a todo, como se comentaba en la primera parte de este artículo, en 40 años se han duplicado los metros cúbicos de leñas en los montes. Un auténtico polvorín cuando las condiciones meteorológicas son desfavorables. 

Por tanto, y dado que no es posible (ni recomendable) una supresión total de los fuegos forestales, tal vez la mejor opción sea prepararse para convivir con ellos. Adaptarse. 




Ejemplo de un fuego controlado utilizado para control de la vegetación y capacidad de regeneración natural. Autor: Rich Reid. Nature Conservancy.


2.2. Incendios y la actitud "me tienen que proteger".



Pues mire, sí y no. En los incendios el orden de prioridades es: PERSONAS, BIENES, MEDIO AMBIENTE. Teniendo clara esa premisa: ¿Hasta qué punto es legítimo que personas (Bomberos, Brigadas Forestales...) se jueguen la vida por proteger bienes (chalets, almacenes...)? 

Vivir en determinados entornos forestales supone un riesgo. Asumir (y entender) que ese riesgo existe es algo que corresponde a las personas que viven en dicho entorno. Y, aunque sólo sea por sentido común, acometer algunas acciones preventivas que dependen de un@ mism@, puede ser la diferencia fundamental en caso de incendio.

En marzo un equipo de trabajo del Consorcio SIDEINFO nos desplazamos a los Estados Unidos, a Reno, en Nevada, a la Wildland Urban Interface Conference 2013 y tuvimos ocasión de conocer y contrastar con compañeros norteamericanos las similitudes y diferencias que existen entre la actitud de sus ciudadanos, su problemática, su forma de gestión y la nuestra. Y la diferencia a muchos niveles es digna de reseñar.

Si bien durante los puntos anteriores se ha tratado de definir el escenario en el que transcurre esta historia, ahora se abordan a uno de sus actores principales: las víctimas potenciales.

Un ejemplo: se ha remarcado lo importante del factor social de los incendios forestales. Pues bien, las comunidades de propietarios, constituidas como tal, o no, por lo general, suelen mostrarse reticentes a invertir recursos en su propia seguridad de forma conjunta. 

¿Por qué?

Aunque en esencia son las vidas, los bienes y los intereses de quienes viven en esas zonas los que están amenazados. ¿Qué motivos existen para no querer invertir en seguridad?

Existe una actitud generalizada de que "Papá Estado" ha de venir y sacarnos las castañas del fuego (nunca mejor dicho). Pero nadie se plantea que a veces (cada vez más veces) los incendios forestales superan la capacidad de los operativos de emergencias. No tanto por los recursos destinados, si no por la situación de los montes (Se explica en la PRIMERA PARTE DEL ARTÍCULO). 

Por contra, en Estados Unidos su modelo de gestión (y les está dando buen resultado) se basa en la implicación de la COMUNIDADES. De las personas que tarde o temprano van a verse afectadas por un problema para su seguridad y la de sus bienes (además de la seguridad de su entorno).


Curso de formación para agentes locales, particulares y otros actores implicados. Jornadas Técnicas de Interfase Urbana Forestal
Fuente: Medi XXI GSA. Consorcio SIDEINFO

Además de aspectos culturales influyen otros elementos como la cultura de la prevención o el ámbito normativo. El entorno anglosajón suele ser menos "Estado - Dependiente" del mismo modo que es menos "Estado - Permisivo". 

En el entorno mediterráneo existe la percepción de que debe ser el Estado o la Administración Pública quién garantice la seguridad particular. Y esto, lógicamente, es un error.

Un ejemplo: Si una persona conduce sin cinturón. Habiendo ingerido alcohol. A más de 150 km/h por una carretera secundaria, y tiene un accidente, ¿de quién es responsabilidad? ¿Del concesionario que le vendió el coche? ¿Del camarero que le sirvió las copas? ¿De la Administración o la empresa que construyó la carretera? ¿De la Guardia Civil que no hizo un control de alcoholemia?

La respuesta es evidente.

Y si por acción de esa persona irresponsable fallece alguien, ¿de quién es la responsabilidad?

También evidente, ¿no?.

Pues bien, haciendo un símil con la responsabilidad en el ámbito de los Incendios Forestales se puede afirmar que los particulares que viven en zonas de riesgo TAMBIÉN tienen su parcela de responsabilidad (nadie dice que sean los únicos responsables). 

Tal vez esto escandalice a muchos. Tal vez no estén de acuerdo. Pero es una realidad y la mayor parte de los técnicos del ámbito de los incendios comparten esta opinión, si bien a nivel político no se dice claramente por miedo a las represalias sociales.

Para los particulares no asumirlo es cómodo. Pero al tiempo, no asumirlo, es irresponsable por todo aquello que ya se ha expuesto con anterioridad.

Y ante las posibles suspicacias que esta afirmación pueda ocasionar, más argumentos.


Momento del desalojo de particulares por parte de las autoridades en Biure d'Empordà (Girona) en Julio de 2012. Fuente: www.ara.cat

Nadie niega que hay responsabilidad política. Por supuesto que la hay. Son los gestores municipales los que permiten construir en determinados lugares. Aunque también ocurre que han proliferado zonas "alegales" en las que las construcciones de aperos de labranza se han convertido en chalets con piscina y barbacoa, fuera de ordenación.

Nadie niega que hay responsabilidad de los propietarios de suelos forestales o agrícolas abandonados. Por supuesto. Su omisión provoca condiciones favorables a la ignición y propagación del fuego forestal. Aunque también ocurre que la normativa por lo general establece muchas obligaciones, y rara vez entra a determinar cómo costearlas. Y no es lo mismo un pequeño propietario que heredó la tierra que una gran entidad bancaria.

Por tanto, se podría afirmar sin temor a equivocarse que en cuanto a la responsabilidad existe un reparto entre los diversos actores afectados, por obra u omisión. Existe aquello llamado CO-RESPONSABILIDAD.

O bueno, en muchos casos, por desgracia, CO-IRRESPONSABILIDAD. Así ocurre lo que ocurre... este es un ejemplo de un incendio en Galicia este verano. Y eso que en las zonas rurales están más preparados que en zonas más urbanas para este tipo de situaciones.



24 de agosto en Cualedro (Ourense).  Trabajo de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (Brif) de Laza durante el avance de las llamas. Imágenes grabadas por Pedro Armestre para www.calamar2.com. ©Calamar2/Pedro ARMESTRE - Imágenes con derechos gestionados bajo licencia Copyright ©


Sea como fuere, cuando se produce el incendio resulta indiferente quién es el responsable o el co-responsable. El fuego no distingue lindes, clasificaciones administrativas, propiedades, o otras cuestiones de índole socio - política. 

El fuego quema. Asusta. Destruye. Arrasa, y genera daños. Esa es la realidad. Y por responsabilidad, y también por sentido común, convendría que aquellas personas que pueden ser víctimas en primera persona, tomen al menos algunas medidas básicas de AUTOPROTECCIÓN (aquella que puede proveerse un@ mism@ de forma autónoma). De lo contrario ocurre esto:


Incendio de Marbella y Ojén. 2012. 

CONCLUSIÓN 2.

Cualquier persona, como ciudadan@ está en su derecho de exigir lo que considere exigible. Pero al mismo tiempo, como ciudadan@ tiene una serie de responsabilidades que debería asumir, en principio, por sentido común. No asumirlas, en el ámbito de los Incendios Forestales o de las Emergencias en general, supone una temeridad por su parte, más allá de otras responsabilidades en otras instancias.

La actitud preconcebida de que el Estado tiene la obligación de venir en su ayuda es legítima. Pero poco práctica. Y lo que es peor. Puede ser peligrosa.

Los medios (personas, profesionales) que contrata el Estado (las Administraciones en general) hacen todo lo posible, e incluso más, para llegar a todos los frentes. Y en la mayoría de los casos llegan a todo. Pero en ocasiones, cuando confluyen factores (Incendios Forestales en Valencia en 2012, por ejemplo) que superan su capacidad de extinción, la ciudadanía puede verse obligada a asumir su propia defensa. El tema es si esa defensa se ha preparado con antelación (Planificación) o se adopta en el último minuto (Improvisación).

Y será justo en ese momento cuando cobrará sentido el haber tomado, o no, medidas de Autoprotección.

¿Qué prefiere? ¿Planificación o Improvisación?


2.A. Vale. Me ha convencido. ¿Y QUÉ PUEDO HACER YO? 

Sencillo. Aprender a autoprotegerse.

Las comunidades de propietarios, y los propios particulares que viven en áreas de riesgo forestal tienen mucho que decir (y que hacer) en este problema colectivo. De hecho, son los que más pueden hacer para su propia seguridad. Además de ser una buena idea si se presta atención al sentido común, llevar a cabo acciones a nivel comunitario - particular permite legitimar a la Comunidad a la hora de pedir ayuda a otras instancias (propietarios colindantes, Administraciones...).


Jornada formativa para Comunidades de Propietarios con riesgo de Incendios en Interfaz Urbana Forestal llevada a cabo por técnicos de emergencias y protección civil. Valencia, 2013. 

Esa es al menos una de las conclusiones a la que se puede llegar tras muchos años de trabajo en contacto con Comunidades de Propietarios y trabajando en áreas de Interfaz Urbana - Forestal. Si las víctimas potenciales no adoptan medidas de Autoprotección llegado el momento serán víctimas reales de la situación.

Desgraciadamente, es así de simple. 

Y como se comentaba anteriormente, después sólo quedará la lamentación, la crítica destructiva producto de la rabia, de la impotencia y de la pérdida. Pero eso no solucionará el problema. Por ello, mejor tomar medidas ANTES, para intentar mejorar las condiciones de seguridad.

Y para ello en nuestro caso, proponemos 4 líneas de trabajo sencillas:

1. Planificación. Tener un plan para la defensa contra el fuego.

Dos ámbitos. Planificación preventiva (para evitar que se produzca y trabajar correctamente antes del incendio) y Planificación operativa (para cuando ya se ha producido el incendio y hay que actuar).

Esto incluye Planes de Prevención, Planes de Emergencia, de Evacuación, de Autoprotección... etcétera preparados por profesionales del sector forestal que conocen los incendios y saben cómo diseñar la defensa.

Esta parte resulta fundamental ya que traza la línea a seguir y permite llevar a cabo acciones eficaces.


Imagen de una línea de defensa contra Incendios Forestales en fase de Planificación. Sistema de Defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO de Torrent (Valencia). Fuente: www.elperiodic.com


2. Manejo de la vegetación. Reducir el alimento del fuego.

La gestión del combustible (en jerga de incendios referido a la vegetación) es fundamental tanto para prevenir como para poder actuar.

Dos ámbitos. La selvicultura preventiva (gestión de las masas forestales circundantes a la zona que se quiere proteger para prevenir los incendios) y pirojardinería (adecuación de jardines interiores y áreas ajardinadas para hacerlas más resistentes al paso del fuego).


 Imagen de una línea de defensa contra Incendios Forestales en fase de Ejecución. Trabajos selvícolas asociados al Sistema de Defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO de Santa Marina en Carcaixent (Valencia). Fuente: www.sideinfo.es

3. Infraestructuras. Tener herramientas.

Cabe responder a una pregunta sencilla ¿Rama de algarrobo y cubos de agua o una manguera con caudal y presión suficiente?

Tener herramientas es importante para poder abordar cualquier situación con ciertas garantías. En edificios y naves industriales, en escuelas y centros públicos es OBLIGATORIO disponer de extintores, bocas contra incendios, ... etcétera. 

¿Por qué no lo es en las áreas de riesgo por Incendio Forestal? Tal vez en un futuro próximo lo sea. Pero en todo caso mejor adoptar las medidas por sentido común y conciencia propia que por imperativo legal.

Lo mínimo en áreas de Interfaz Urbana Forestal es tener equipos de presión y bocas equipadas. Todos los años aparecen en las noticias personas con cubos de agua, ramas de algarrobo y otras "herramientas" precarias intentando atajar el fuego. Poniendo su vida en riesgo.


Un particular echa tierra contra un Incendio Forestal en una situación de grave riesgo para su integridad física en Caldas do Monchique. Portugal, 2004. Fuente: Reuters.

Desde la tranquilidad y la calma de estar viendo esto sin tener fuego cerca. ¿Qué le sugiere esta imagen?

¿Temor? ¿Impotencia? ¿Horror? Tal vez la respuesta menos evidente sea, riesgo. Muchas veces en situaciones de tensión las personas reaccionan de forma poco racional, y esto puede conducir a desenlaces fatales.

A continuación se muestran imágenes en contraposición. Comunidades de Propietarios que han asumido acciones de Autoprotección y que cada año de forma periódica ponen a punto sus herramientas por si las necesitan.


Prácticas de manejo de herramientas de autoprotección en zonas seguras DENTRO de la urbanización. Valencia, 2012.



4. Formación y conciencia. Saber cómo actuar y como utilizar las herramientas.

¿Ser parte del problema o ser parte de la solución?

Evidentemente, tener un extintor en la cocina, y no saber utilizarlo no sirve de nada. Es recomendable conocer el manejo básico de las herramientas de las que se dispone, conocer técnicas de prevención de incendios y cómo actuar en caso de que se inicie un fuego. El asesoramiento técnico es un aspecto fundamental en ese sentido (Ingenieros Forestales, Bomberos...)


MEJORAR LA SEGURIDAD COLECTIVA

La defensa de núcleos de población de forma colectiva es sin duda la mejor opción. Por coste y por resultados. Las comunidades trabajando juntas son más fuertes frente a un episodio de fuego forestal. La protección de grupos de viviendas o un entorno en su conjunto: urbanizaciones, zonas de acampada, almacenes, industrias, zonas de elevado valor ambiental o comercial, etcétera es más barata y mucho más fiable ya que permite infraestructuras y planes de carácter permanente, y una planificación a largo plazo. 

Esta defensa para una urbanización de tamaño medio puede estar en un coste del entorno de los 1.000 euros por propietario. 


Faja perimetral de una urbanización de 140 parcelas. Coste: 25.000 euros. Ratio coste/propietario = 178,57 euros por propietario. Mantenimiento cada 3 años: 10.000 euros. Ratio coste / propietario = 72 euros por propietario. Fuente: Medi XXI GSA


La reducción de combustible perimetral y zonas de continuidad supone un coste escaso para una Comunidad media. También se pueden diseñar áreas ajardinadas atendiendo a criterios de Pirojardinería. Se podría definir la Pirojardinería como aquellas estructuras de vegetación ornamental que presentan una mayor resistencia al impacto de un incendio forestal, bien por su estructura y tipología de especies o por su contenido en agua.

Esta defensa colectiva permita mejorar notablemente las condiciones globales de seguridad, así como la formación a diferentes niveles, tanto del municipio como de los habitantes de la propia urbanización.



MEJORAR LA SEGURIDAD INDIVIDUAL

Las Comunidades de Propietarios, por definición, implican dificultad de gestión. La escasa cultura de la participación pública unida a un concepto inexistente en muchos casos de "COMUNIDAD" implica que en ocasiones se opte por una defensa particular. En estos casos el coste es mayor si bien la receta es la misma. En todo caso es mejor la defensa colectiva.

Pero para aquellas personas que viven en casas aisladas también existen soluciones. La limpieza de su entorno, la eliminación de estructuras inflamables que estén en contacto con la estructura de la vivienda.


Particulares aprendiendo a manejar mangueras con motobomba conectada a una piscina para autoprotección en caso de incendio forestal. Coste de materiales básicos (hidráulica) para defensa contra incendios: 1.420 euros para un único propietario, sin contar trabajos de mejora de jardinería. Puig Gros. Carcaixent 2012. Fuente: Medi XXI GSA



3. UNA PROPUESTA INTEGRAL E INTEGRADA DE SOLUCIÓN. SIDEINFO.

Conscientes del problema hace unos años un equipo de ingenieros forestales se puso a trabajar en un proyecto que propusiese una solución INTEGRAL e INTEGRADA al problema de los fuegos de Interfaz Urbana Forestal.


Nació el concepto SIDEINFO. A pesar de que la realidad y la tendencia a simplificar lo ha convertido en "los de los cañones de agua" afortunadamente es mucho más que eso. De lo contrario no habría hecho falta tanto esfuerzo ni tanto trabajo.

SIDEINFO es el acrónimo de un nombre compuesto: 

SIstema de DEfensa contra INcendios FOrestales



Se decidió llamarlo SISTEMA porque combinaba diversos componentes, relacionados entre ellos y de hecho lo es (un sistema) a diversos niveles. Existe una parte material del sistema, y otra conceptual. Y SIDEINFO propone una solución que aborda las diferentes variables de los Incendios de Interfaz. Por eso es INTEGRAL.

Y lo hace desde una perspectiva de respeto al entorno, por eso es INTEGRADA.

No se planteó llamarlo sistema sin más. De hecho el proceso de elaboración de patentes y marcas resulta extremadamente complejo para "un sistema" cuando tratan de hacerlo personas no iniciadas (como era nuestro caso), y por lo general es muy recomendable recurrir a técnicos especializados en la materia para no errar. El concepto de sistema se ajustaba bien al proyecto dado que tenía que abordar un problema complejo (multivariable). La Teoría General de Sistemas (TGS) surgió con los trabajos del alemán Ludwig von Bertalanffy, publicados entre 1950 y 1968. Dicho concepto establece que un sistema tiene las siguientes características:

- Está formado por un conjunto de elementos
- Dichos elementos están dinámicamente relacionados
- Conforman una actividad para alcanzar un objetivo

Si bien ésta es una simplificación de algo mucho más complejo, sirve para establecer el contexto de la solución que se propone.

¿QUÉ ES SIDEINFO?


El SIDEINFO es un conjunto de actuaciones orientadas a la AUTOPROTECCIÓN DE NÚCLEOS DE POBLACIÓN, casas aisladas, estructuras... etcétera en áreas forestales o con riesgo de verse amenazadas por el fuego basado en 4 pilares fundamentales :
1. Planificación
2. Selvicultura - Pirojerdinería 
3. Infraestructuras
4. Formación

La finalidad del SIDEINFO es la de propiciar la DEFENSA ACTIVA. De hecho no está diseñado como sistema de extinción de incendios. Se trata de activar el sistema antes de la llegada de las llamas y provocar así una zona de discontinuidad mediante la mezcla de agua y aditivos biodegradables.


Además, SIDEINFO es un conjunto de empresas y equipos técnicos que se han unido para diseñar un producto más completo y eficaz. La comercialización conjunta pretende emular relaciones como las que se producen en los entornos naturales. La sinergia entre los equipos, y la simbiosis entre sus diferentes productos mejora la solución que actualmente se encuentra en fase de ser exportada a otros países.

PLANIFICACIÓN.



En esta fase se diseña un plan estratégico para conseguir dos cosas:

1. Evitar incendios con origen en la zona que se pretende defender.

2. Saber qué hacer en caso de que el fuego amenace al núcleo.

Para ello se trabaja con los habitantes de la zona y se les mantiene informados de todo el proceso. Se recogen los teléfonos importantes y se recopila información útil como la presencia de puntos de agua o zonas de riesgo. Algo tan simple como tener planos plastificados de la urbanización que entregar a bomberos cuando llegan al incendio puede ser muy útil. Pero para tener estas herramientas hay que trabajar con antelación.

Además, la tecnología actual permite diseñar redes sensoriales inalámbricas de sensores ubicados en la masa forestal para detectar con antelación el fuego y dar una alerta temprana a los propietarios. En ese sentido el Consorcio SIDEINFO impartió una ponencia en las Jornadas Técnicas de Incendios Forestales del Ministerio en Madrid hace unos meses. En los siguientes enlaces se puede descargar la información y ver la ponencia:

Demostración práctica del funcionamiento de la red de sensores:




Además de los sensores se planifica la instalación de las infraestructuras de defensa, los trabajos de gestión de la masa forestal, de la jardinería y un protocolo de actuación para l@s vecin@s de la zona a proteger. 



SELVICULTURA Y PIROJARDINERÍA.

Como se ha comentado se diseñan estructuras de vegetación que sean menos favorables al fuego para evitar que ardan las viviendas o sus zonas colindantes.


Secuencia en la que la vegetación de una zona residencial arde por el contacto con una línea eléctrica provocando un grave riesgo de incendio. 

Trabajos de limpieza forestal y pirojardinería en áreas de Interfaz Urbana Forestal en la urbanización Santa Marina (Carcaixent), Valencia. Fuente: Medi XXI GSA

Trabajos de limpieza forestal y pirojardinería en áreas de Interfaz Urbana Forestal en la urbanización San Blas (Carcaixent), Valencia. Fuente: Medi XXI GSA

Trabajos de limpieza forestal y pirojardinería en áreas de Interfaz Urbana Forestal atendiendo a criterios de integración paisajística en la urbanización San Blas (Carcaixent), Valencia. 
Fuente: Medi XXI GSA

Esta generación de franjas de discontinuidad supone que cuando los profesionales han de combatir el fuego forestal en este tipo de espacios puedan hacerlo con ciertas garantías de seguridad y, en el caso de la pirojardinería, que las plantas del jardín propio no supongan una amenaza para la vivienda. 


INFRAESTRUCTURA DE DEFENSA.

Entre un incendio que sucede en medio del monte y un incendio de interfaz urbana forestal existen algunas diferencias notables.

Una importante es la presencia de gente.

Este factor implica que un pequeño incendio (un conato es aquel que no supera los 10.000 metros cuadrados) puede provocar un gran impacto social. Automáticamente las redes sociales se disparan y la gente se pone nerviosa. Eso obliga a los profesionales a trabajar en situaciones complicadas en muchos casos debido a la presión.

Pero la propia presencia humana genera un escenario, en ocasiones, favorable. Y es que las zonas de Interfaz se caracterizan por la existencia de grandes "depósitos" de agua.

Piscinas, depósitos de agua potable, bocas de riego... todo este tipo de elementos no aparecen en el monte y son muy comunes en áreas de Interfaz. Pues bien, SIDEINFO intenta aprovechar dichas estructuras para que sean útiles en caso de incendio forestal.



Adaptación del depósito de agua potable de una urbanización para la defensa contra Incendios Forestales. SIDEINFO Santa Marina (Carcaixent). 700m3 de agua en medio del monte que no se podían utilizar y que ahora alimentan la denfesa de la urbanización. Coste por propietario 600 euros en 2 años  (300 €/año). Fuente: www.sideinfo.es



No es lo mismo movilizar el agua con cubos de agua que con sistemas de presión adaptados y con caudal suficiente para poder plantar cara al fuego. Además, conviene en muchos casos utilizar aditivos ya que este tipo de incendios genera altas temperaturas y el agua evapora a 100ºC.


Autoprotección precaria. Movilizar agua con mangueras de riego y cubos de agua. Incendio Forestal de Cortes de Pallás a su llegada a la urbanización del Pic de la Cabra en Carlet. Verano de 2012. Fuente: Consorcio SIDEINFO

Secuencia de cómo evoluciona la temperatura dentro de un incendio forestal. Con un punto de evaporación de 100ºC el agua resulta insuficiente en la mayoría de los incendios forestales por lo que se ha de mezclar con otros productos que mejoran su capacidad.


En este sentido SIDEINFO propone la instalación de monitores (cañones de agua) con estructuras metálicas, con sistemas de suministro de aditivos automático en el perímetro de las zonas a defender. De este modo se evita poner en riesgo a los profesionales y se genera una franja de protección mayor. Según las pruebas realizadas la utilización de este sistema genera una reducción de los medios necesarios para la protección de una línea de entre 100 y 150 metros de 3 a 1. Es decir que con una sóla dotación se puede proteger lo mismo que con 3. Así pues quedarían 2 dotaciones libres para atajar otras partes del incendio y no se hipotecarían tantos medios en estas zonas de Interfaz.





Sistema de Defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO abastecido desde el depósito de agua potable de la urbanización. Línea de defensa perimetral. Carcaixent. Valencia. Fuente: www.sideinfo.es


Sistema de Defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO abastecido desde el depósito de agua potable de la urbanización. Línea de defensa perimetral. Carcaixent. Valencia. Fuente: www.sideinfo.es


SIDEINFO tiene 3 versiones. 

Una versión para la defensa colectiva que protege todo un núcleo de población, una para la defensa de una vivienda individual y otra portátil.


Se muestran a continuación algunos vídeos del funcionamiento del sistema hidráulico:



Sistema de defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO en su versión Colectiva. Fuente: Consorcio SIDEINFO




Sistema de defensa contra Incendios Forestales SIDEINFO en su versión doméstica. Fuente: Consorcio SIDEINFO



Despliegue del sistema portátil. Fuente: Consorcio SIDEINFO

FORMACIÓN.

El último pilar fundamental del SIDEINFO está basado en la formación. Fundamentalmente la formación de las personas que viven en entornos de riesgo. Toda la inversión en planificación, en selvicultura, en pirojardinería o en tecnología e infraestructuras servirá de poco si llegado el momento de la emergencia las personas que se ven amenazadas no saben qué es lo que tienen que hacer. 

En este sentido los profesionales que conforman el Consorcio SIDEINFO llevan años formando a las Comunidades de Propietarios en materia de AUTOPROTECCIÓN Y DEFENSA ACTIVA.


Y es que realmente este es el punto más importante del sistema. Si las personas que son víctimas potenciales de un fuego forestal no toman parte en su propia seguridad es muy difícil que no haya problemas.


Vídeo resumen de las jornadas formativas de 2012 en Castellón. Fuente: Medi XXI GSA

Es vídeo se grabó durante unas jornadas formativas. Durante este tipo de sesiones se forma a las personas que habitan este tipo de zonas de cómo actuar en caso de incendio. Se les explica que no han de adentrarse en el monte "a la aventura" porque es peligroso, y se les enseña a adecuar sus núcleos de población para hacerlos PIRORESISTENTES. Y la conclusión a la que llegan sus participantes es fundamental:

"Sólo con que se queme un chalet ya vale más que la autoprotección de toda la urbanización". 

Y no lo decimos los profesionales. Es la conclusión a la que llega una ciudadana que 3 horas antes no sabía siquiera el riesgo que implica en entorno en el que vive...

4. CONCLUSIONES.

El problema de los Incendios Forestales en Interfaz Urbana Forestal es un problema complejo en tanto en cuanto es multivariable / multidimensión). Por ello se requiere de una solución “compleja” que aborde el problema en todas sus dimensiones (Social, Técnica, Ambiental y Económica).

Hay que velar por llevar a cabo una planificación y una legislación efectiva que no es otra que la que sirve para algo y mejora la seguridad de los núcleos de población huyendo del efectismo que muchas veces se busca con las políticas que afectan al medio ambiente.

El sector forestal supone en la actualidad una oportunidad de creación de empleo a través de los aprovechamientos (+información). No aprovechar esta oportunidad supone una pérdida de riqueza y poco a poco la destrucción de los recursos naturales que sustentan las zonas rurales.

Existe una necesidad imperiosa de que la ciudadanía en general asuma su responsabilidad ciudadana. Hay que empezar a trabajar bajo la premisa de "Ser parte de la solución y no parte del problema". Si se pretende que los políticos actúen debe existir PREVIAMENTE un sustrato social que exija esas acciones. Sin esta responsabilidad ciudadana asumiendo su parte del trabajo es imposible atajar este tipo de problemas.

Para todo lo anterior los medios de comunicación y las Redes Sociales juegan un papel fundamental. La respuesta a las preguntas ¿Cómo informan? y ¿Qué transmiten? es básica. De hecho capítulos como el desgraciado suceso de los Cipreses Ignífugos da una idea del daño que una noticia mal planteada puede generar. Hoy es fácil escuchar a un propietario de una urbanización decir que se siente seguro porque su casa está rodeada de cipreses. Esto es peligroso. Por ello los profesionales de la comunicación han de retomar la sana costumbre de preguntarse sobre las consecuencias de la información que transmiten, especialmente cuando esta información es falsa y puede atentar contra la seguridad de otros.

Para modificar la actitud general de la sociedad en su conjunto sólo cabe la vía de la Formación. Hay que trabajar en políticas de Educación. que ayuden a difundir una cultura de la Autoprotección y una Concienciación preventiva.

Si se aboga por soluciones integrales y bien planificadas existen opciones de éxito en materia de los Incendios de Interfaz Urbana Forestal. Si se sigue trabajando en soluciones parciales que no abordan el problema de forma integral fruto de la improvisación, existen garantías de fracaso.

En el 2013 que ahora acaba nuestro equipo ha recibido a través del Ayuntamiento de Torrent un reconocimiento internacional al trabajo realizado con la obtención del "Best Practice Certificate" de la Organización de Naciones Unidas en los premios internacionales de Dubai. En 2014 vamos a seguir trabajando para intentar proteger la convivencia entre las zonas forestales y las personas que las habitan.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada