divendres, 11 de novembre de 2016

Dejadez urbano - forestal o "la culpa fue del cha, cha, chá..."

Cuando uno lleva años trabajando en un sector cree haber visto muchas cosas. Pero la tozuda realidad tiende a sorprender, cada vez más, con determinadas actitudes de propios (profesionales) y ajenos (ciudadanía) en aquello que atañe a los incendios forestales y las responsabilidades de cada cual. 

Esta mañana (11/11/2016) ha aparecido en prensa una noticia que al más puro estilo #CipresesARDEN (léase sensacionalismo periodístico orientado a conseguir clicks (equivalente 2.0 de vender periódicos) a costa de la espectacularidad) anuncia que han denunciado al Consell (Generalitat Valenciana) y el Ayuntamiento de Xàbia. 

Para empezar, el titular es falso. Al parecer nadie ha denunciado nada. Simplemente, un particular con formación forestal ha presentado una solicitud de investigación. De ahí a interponer una denuncia, hay un trecho. 

Extracto del documento presentado ante la Fiscalía de Medi Ambiente de Alicante. Fuente: www.javea.com

De todos modos, por desgracia, una parte de la prensa hace tiempo que dejó de informar para publicar "cosas" que llamen la atención de unos lectores saturados ante tantos sucesos. 

Lo triste es que el camino iniciado por esta denuncia no lleva a nada positivo. Dice el saber popular que "más vale un mal acuerdo que un buen pleito..." o que "pleitos tengas, aunque los ganes...". Y precisamente porque este tipo de saber suele atesorar bastante sentido común, conviene escucharlo. 

Incendio Forestal de Xàbia 2016. La presencia de zonas de Interfaz Urbano - Forestal supone un riesgo para los propietarios de las viviendas, y para el operativo. Fuente: Levante - EMV.



¿De quién fue la culpa del incendio forestal de Xàbia? Del Cha,cha,chá...

En primera instancia la prensa "informó" de que un vecino había grabado al pirómano... 

Noticia aparecida el día 07/09/2016 y firmada por Alfonso Padilla. Fuente: Levante-EMV.

Analicemos por un momento. Afirma de forma contundente, sin dejar lugar a dudas, que un vecino grabó al pirómano.  Al día siguiente, el mismo periódico publicó que el Servicio de Protección de la Naturaleza, SEPRONA, de la Guardia Civil, creía que podía haber sido una colilla... 

Noticia aparecida el día 08/09/2016 y firmada por Alfonso Padilla. Fuente: Levante-EMV.

Luego, al cabo de un tiempo, cuando los profesionales de la investigación de causas (disciplina poco reconocida, pero fundamental a la hora de atajar mitos y leyendas varios) determinaron que la causa fue una colilla... de forma fehaciente. 

Noticia aparecida el día 06/10/2016 y firmada por la Agencia EFE. Fuente: ElDiario.es


Por tanto, y para empezar, "la culpa" (causa de la ignición) fue una colilla. Un despiste. Una negligencia. Una estupidez humana, como tantas otras veces. Ni manos negras, ni pirómanos misteriosos, ni pepinillos en vinagre. Un cigarro mal apagado. Sí, en el siglo XXI. Lamentable, pero cierto. Como en 2012, cuyos grandes incendios fueron causados por negligencias. 

Primer culpable evidente: el negligente.

Pero sigamos el análisis. Respecto a la "no denuncia" que han publicado los periódicos. Ante cosas serias se requiere seriedad (más de la que se atesora en muchos casos) y rigor. Y la Protección Civil es una cosa muy seria y requiere rigurosidad. 

Por ello, ante el hecho de que alguien que dice ser ingeniero forestal ponga este tema en manos del Fiscal, y se permita el lujo de acusar exclusivamente a las Administraciones Públicas, se puede afirmar que además de ser un acto contraproducente, no soluciona en absoluto el problema de base, genera un escenario poco favorable para su resolución y además, es injusto e irresponsable.

Por establecer un símil: Es como si se culpara solamente a los Gobiernos de los países del Cambio Climático. ¿Usted va en coche a todas partes? ¿Utiliza energías no renovables? ¿Qué alimentos consume? Pues mire, es que va y resulta que usted también tiene una parte alícuota de responsabilidad en el cambio climático.

Lo que pasa es que es más sencillo, más cómodo (e infinitamente más irresponsable) culpar de todo "al Gobierno" y santas pascuas. Pero no. 

Un vecino contempla los efectos del incendio forestal. ¿Por culpa de quién se quemó su casa? Fuente: Levante - EMV

¿Es legítimo que alguien a quien se le ha quemado la casa exija responsabilidades? 

Por supuesto. Faltaría más. Pero para ser serios y rigurosos, normalmente cuando se quema una vivienda en una zona de Interfaz Urbano - Forestal los propietarios de los terrenos y de las viviendas tienen una parte alícuota de responsabilidad. 

Lógicamente, si usted quiere vender un seguridad contra incendios, es mucho más "popular" echar la culpa al Gobierno (en plan italiano... "piove, porco Governo...") pero no nos pagan (al menos a algunos) para ser populares. Si no para ser honestos, serios y lo más profesionales que nuestras posibilidades nos permitan. 

Llegados a este punto resulta fundamental ver ejemplos de documentación rigurosa y seria, como estos vídeos del Ingeniero de Montes y experto en incendios de Interfaz Urbano - Forestal, David Caballero. Coordinador, entre otras cosas, del proyecto WUIWatch, que es el observatorio europeo de este tipo de incendios. Para la gente del sector, no hace falta presentación. Para los lectores legos en materia de incendios es un profesional que lleva más de 20 años trabajando concretamente en este tema. Por ello, y dado que la experiencia es un grado, una voz a tener en cuenta. 



Más ejemplos. Raúl Quílez. Doctor Ingeniero en Incendios Forestales que trabaja en el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia y miembro de la Fundació Pau Costa un artículo sobre el papel de la jardinería privada en los incendios forestales: 

El blog del Doctor Ingeniero de Montes Javier Madrigal, investigador en el INIA: 

Una explicación reciente del cambio de paradigma forestal, el abandono de las zonas rurales y sus consecuencias en cuanto a incendios forestales del Doctor Ingeniero de Montes, investigador y profesor de la Universidad Politécnica de Valencia, Rafael Delgado:

http://samarucdigital.com/2016/10/30/un-estudi-de-la-upv-alerta-de-la-desaparicio-del-paisatge-agroforestal-mediterrani/?lang=es




Todos ellos, gente seria y muy rigurosa, que cuando publica algo en los medios lo hace con conocimiento de causa y sin aspavientos... con base científica y analizando el problema desde todos los puntos de vista. No sólo desde uno. Y desde luego, no pensando en la "popularidad" de sus trabajos, si no en la necesidad de ser objetivos.

Por ello, se puede entender, y hasta compartir, la necesidad de poner en la palestra este asunto. Es importante y es prioritario si se quiere prevenir incendios de forma efectiva. Pero existen formas mucho más eficaces, eficientes y productivas que instar a la incoación un procedimiento judicial.

Se puede entender, y hasta compartir, que se responsabilice en parte a las Administraciones Públicas porque a veces existe dejadez y falta de voluntad real. Pero no es menos cierta la falta efectiva de recursos técnicos y económicos para los Ayuntamientos en muchos otros casos y la indefensión de muchos técnicos municipales.

La culpa de los incendios de Interfaz Urbano - Forestal es de la Dejadez Urbano - Forestal. Así, sin paliativos. Es culpa de la dejadez de los propietarios de viviendas en zonas de riesgo que acumulan materiales inflamables junto a sus viviendas, o depósitos de gas.

Es culpa de las Comunidades de Propietarios que no toman medidas de autoprotección ni de prevención de incendios forestales en sus entornos inmediatos. Que afirman que "yo pago mis impuestos" y que con eso es suficiente.

Es culpa del abandono de los espacios agroforestales y del hecho de que la mayor parte del territorio forestal valenciano (concretamente un 55,2% de las 1,3 millones de hectáreas de terrenos forestales que tenemos) pertenecen a particulares. El 38,6% es de propiedad pública (Ayuntamientos, Generalitat...) y del 6,2% se desconoce su titularidad.

Es culpa de que la titularidad pública se reparte fundamentalmente entre los ayuntamientos, que poseen tres cuartas partes de los terrenos forestales públicos (76%), quedando una menor proporción en manos de la Generalitat (15,4%) y otros entes locales (8,5%), que no siempre tienen recursos para gestionar dichos terrenos. Terrenos que además no producen nada en muchos casos.

Es culpa de que la propiedad forestal valenciana se caracteriza por estar dominada por un minifundio privado (más de la mitad de la superficie privada está formada por explotaciones inferiores a 1 ha) que, además, está fuertemente ligada e interconectada con el uso agrícola. Y esto, claro está, complica la gestión.

Y finalmente, por supuesto que es culpa de las Administraciones. Claro que sí. En algunos casos hay responsables políticos que pasan olímpicamente del tema.

Pero no es lo habitual. Si no toman medidas es porque no pueden (y porque muchas veces los propios particulares, con su actitud, bloquean posibles soluciones si éstas representan tener que poner dinero en SU PROPIA SEGURIDAD).

Miren atentamente esta imagen:

"Autoprotección precaria" de un particular durante el incendio forestal de Cortes de Pallás en 2012. Fuente: Ferran Dalmau-Rovira


Si este señor que aparece en la imagen, que habiendo sido evacuada su urbanización decidió quedarse, que no tenía más que 4 cubos de agua y una manguera de riego, un chándal de fibra sintética (altamente inflamable) y una máscarilla de pintor, en una urbanización que nunca tomó medidas preventivas antes del incendio para protegerse muere durante el incendio, ¿de quién sería la culpa?

Pues eso.

Podemos seguir por el camino fácil y "popular" de culpar a las Administraciones, e incluso denunciarlas. Pero no solucionaremos nada. Al contrario.

O podemos denunciar la Dejadez Urbano - Forestal. Y avanzar por un camino arduo y complicado. Pero más efectivo y productivo. Aquí un ejemplo.

Si en vez de culpables se quieren buscar soluciones hace falta trabajar la pedagogía. El mensaje. Acercar posiciones entre las partes, diálogo, educación y sensibilización. Hace falta cambiar la percepción del riesgo. Y reconectar a la sociedad urbana y urbanita con los espacios agroforestales. Como me ha escrito hoy un buen amigo. "...Esta noticia va totalmente en contra de lo que llevamos años trabajando, lleva al conflicto, a enfrentar posiciones, a no entender la esencia de los problemas (cuyas soluciones en muchos casos son sencillas), a bloquear la situación y convertirla en un escenario cada vez más peligroso...".

Bombers Forestals. Generalitat Valenciana.


De quien les puedo asegurar que no es culpa es de quien se tiene que enfrentar a los incendios forestales. Sea de quien sea la culpa, a estos les toca siempre...



Una lástima, aunque quepa consuelo. Siempre nos quedará echarle la culpa al cha, cha, chá...


2 comentaris:

  1. Excelente artículo, Ferran, pero no estoy de acuerdo con que los propietarios tengan una parte alícuota de responsabilidad; tienen la mayor parte de la responsabilidad en lo referente a la proteccion de sus viviendas y propiedades. Por mucha faja perimetral que haga la administracion local si aun tenemos setos de cipres tocando las casas, los depositos de GLP, si aun se acumulan objetos y materiales bajo los porches y tejadillos, si todavia se dejan ventanas y puertas abiertas en un incendio forestal lo que hacen los propietarios es complicar y mucho la gestion de la emergencia. No les culpo por imprudencia, más bien por ignorancia. Es el primer escalon que debemos salvar, quizás el mas importante; y hay que hacerlo consensuadamente, de nada sirve crear un entorno de conflicto y enfrentamiento, así no se aprenden las lecciones. Y entonces la gente muere, querido amigo, es así de grave la cosa.

    Un abrazo, amic meu.
    David Caballero

    ResponElimina
    Respostes
    1. Lo de alícuota lo acepto como eufemismo.
      Aquí puedes ver lo que considero al respecto... es una forma diplomática de plantearlo al gran público para no generar reticencias de partida. http://www.calamar2.com/2013/08/27/ferran-dalmau-rovira/


      Tendremos que seguir trabajando David, queda mucho por hacer como bien dices mayoritariamente por ignorancia. Trabajar con las víctimas potenciales debe ser una prioridad. Y no lo es. Todo lo demás vendrá una vez superado ese escollo.

      ¡Un abrazo!

      Elimina