divendres, 13 de setembre de 2019

Limpiar o no limpiar los barrancos... ¿esa es la cuestión?

Llueve. Llueve mucho. Y de repente todo el mundo sabe de hidrología, meteorología e ingeniería… ¿o no? 

Durante las últimas semanas, según se anunciaba la llegada de esta DANA (técnicamente llamada Depresión Aislada en Niveles Altos) que no es otra cosa un sistema de bajas presiones en los niveles altos de la atmósfera que baja hacia nuestras latitudes generando episodios de mucha inestabilidad como los de estos días, aunque mucha gente lo sigue llamando “Gota fría” por su forma (el concepto tiene origen alemán y es conocido como “kaltlufttropfen”, que significa gota de aire frío) y se vislumbraba que venía con fuerza, se llenaron redes, radios y televisiones de gente repitiendo el mantra de todos los años:

¡Que limpien los barrancos!

Ya está. Con eso todo solucionado, ¿verdad? ¿¡Qué sabrán técnicos, ingenieros o científicos!? ¡Maldit@s sabiond@s! ¡Si estudiar no sirve pa'ná! ¡Lo que tienen que hacer es limpiar los barrancos!



Formación de una DANA vista desde el satélite METEOSAT
Fuente: AEMET

Pues miren… desgraciadamente va a ser que no. Ojalá fuese tan simple la solución... 

El “limpien los barrancos” es a las inundaciones lo que el “limpien los montes” a los incendios forestales. Es una incorrección técnica simple, simplista y que no soluciona el problema. Es más puede agravarlo. Las inundaciones son un síntoma, como los incendios, de una enfermedad mucho más grave. La enfermedad se llama Cambio Climático. Se llama urbanismo inadecuado y mal planificado. Se llama falta de cultura preventiva y del riesgo. Se llama infraestructuras mal diseñadas y mal ejecutadas. Se llama, por resumir, falta de sentido común en muchas capas de la sociedad. Desde la ciudadanía, pasando por los técnicos, hasta los responsables políticos. Sería fácil echar la culpa a los de siempre… o a las cañas y la vegetación de Ribera, pero no. No es tan fácil, y aquí intentamos explicar algunas claves del problema y vías para su prevención.


Infraestructura ferroviaria totalmente inundada durante la DANA de septiembre de 2019 en La Font de la Figuera (Valencia)
Un diseño inadecuado, la falta de previsión ante episodios torrenciales, o la falta de matenimiento acaban generando estampas como esta y los consiguientes costes para las arcas públicas que deben reparar los daños.

Fuente: Redes sociales


Limpiar, o no limpiar... esa no es la cuestión (solamente). 

El agua ha sido, es y será un importante agente modelador de nuestro paisaje. Es decir, desde su llegada a la superficie terrestre mediante lluvia, nieve o granizo, hasta su desembocadura al mar, puede recorrer decenas, cientos o miles de kilómetros arrastrando, transportando y depositando sedimentos desde las zonas más elevadas a las menos. Hay que recordar que la inmensa mayoría del agua es salada (un 97,5%) que se encuentra fundamentalmente en los océanos y el resto agua dulce (un 2,5%) aparece en los continentes. Y de ese 2,5% sólo el 0,01% es agua dulce utilizable por la Humanidad (en pozos, lagos, ríos o embalses...) formado la red hidrográfica (barrancos, arroyos, ríos, …) que se desbordan cuando llueve mucho. El agua dulce aprovechable para garantizar las necesidades básicas de la sociedad, puede pasar de ser un recurso renovable a no renovable en función de su uso y explotación, tanto a escala cuantitativa (litros utilizados) como cualitativa (agua apta o no para consumo). Es sobre todo en este último, donde la vegetación ejerce una función primordial como filtro verde.

El Ciclo del Agua. Cuanto más cálido está el mar, más agua evapora.
Fuente: US Geological Service

Estas cuencas hidrográficas y los cauces por los que discurren las aguas favorecen unas condiciones propensas a la aparición y desarrollo de vegetación que, a su vez, atrae a una amplia diversidad de fauna, creando un ecosistema ripario (de Ribera, de río...) que ofrece importantes beneficios al medio ambiente, y repercute directa e indirectamente en nuestra sociedad. La conservación de esta vegetación asociada a las cuencas de ríos y barrancos contribuye a mejorar la infiltración del agua en los acuíferos y a la protección del suelo, reduciendo la erosión (“eliminación de suelo”) y asegurando la estabilidad de los márgenes en caso de avenida (reduciendo el riesgo de desprendimientos, inundaciones, …). A su vez, reduce la velocidad del agua y, por lo tanto, la virulencia de esta en momentos de un incremento de caudal. Si una cuenca hidrográfica (de un barranco, un arroyo, un río...) tiene la cantidad adecuada de vegetación, aproximadamente 90 de cada 100 litros van al acuífero, y 10 de cada 100 litros van a escorrentía (a recorrer los cauces y provocar daños). 

Si se elimina la vegetación, los datos se invierten. Si "limpiamos" la vegetación, el 90% del agua corre por la cuenca y sólo infiltra el 10%. La presencia de vegetación durante una lluvia intensa puede influir mucho en la infiltración del agua. Las ramas y las hojas de la vegetación contribuyen a reducir la intensidad de la precipitación o la velocidad del agua según cae y permite una mayor infiltración en el suelo, aumentando las reservas para que podamos beber. Cuanto más vegetación haya, menor será la escorrentía. 


Tras los incendios aumenta la pérdida de suelo. La herencia milenaria de las terrazas de cultivo reduce estas pérdidas. / Fuente: Artemi Cerdà / Universitat de València

Esta vegetación, en los cursos fluviales, proporciona además sombra durante el transcurso del agua, manteniendo la temperatura y evitando un sobrecalentamiento de ésta. Que el agua se recaliente puede provocar un empeoramiento de su calidad y limita las especies que puede albergar el río. Otra función imprescindible que ejercen las plantas y árboles en los cauces, es la de depurar las aguas, reduciendo los niveles de metales pesados y otros compuestos nocivos para la salud; tal es su efectividad, que se están utilizando actualmente como biofiltro para aguas residuales. Además de otras muchas funciones beneficiosas de los ecosistemas riparios, el incremento de valor que ejercen sobre el paisaje y su potencial de aprovechamiento recreativo (entre otros muchos aprovechamientos), suponen, con una gestión adecuada una mejora de la calidad de vida en la zona. Y los que describimos son solamente algunos de los beneficios que proporciona el disponer de vegetación asociada a los cauces fluviales. 

Cualquiera de ustedes, si no nos cree, puede hacer este sencillo ensayo. Corte 3 garrafas. Ponga tierra y ponga diferentes cantidades de material vegetal encima. Vierta agua sobre esas garrafas, y observe el resultado. 

Ensayo práctico para mostrar el papel de la vegetación en el filtrado del agua
Fuente: Pinterest i-agua
Lógicamente, es necesario realizar una adecuada gestión de estos para evitar, entre otras cosas, especies exóticas e invasoras como la caña (Arundo donax) que ha colonizado de forma eficiente muchas zonas y puede llegar a obstaculizar el paso de agua en caso de avenida. Pero... ¿la responsabilidad de estas obstrucciones es de la vegetación, o de cómo se diseñan las infraestructuras?

Antropoceno, o el manto de desperdicios por el que seremos recordados...

Dijo un "salvaje" hace algo más de un siglo que "la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo. Lo que ocurre a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierra. Lo sabemos. Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia". Fue el Jefe Seattle, de los indios norteamericanos Suwamish en una carta al Presidente Franklin, que les quería comprar sus tierras... Todo lo que echamos en los ríos, lo echamos en agua que tenemos que beber. ¿Les parece esto inteligente? ¿En serio, Jorge? 

El impacto ambiental en ecosistemas fluviales, alrededor de los cuales se ha generado necesariamente tejido urbano por la necesidad del recurso agua, es difícilmente mesurable. Se trata de ecosistemas longitudinales, con gran parte de su perímetro en contacto directo con industrias, núcleos de población, campos de cultivo, etc. y los humanos tenedemos a ser algo cerditos (con todo respeto a los cerdos de cuatro patas). 

De nuestra actividad se derivan impactos como la basura en ríos y barrancos o en sus inmediaciones y el vertido directo o indirecto de contaminantes en el agua (que recordemos, es la que tenemos que beber, y es un 0,01% del total...). Los episodios de lluvia intensa no hacen sino intensificar el ritmo de dichos impactos, confluyendo en el curso fluvial residuos sólidos arrastrados por la fuerza del agua y reuniendo en su caudal también aguas sucias. Técnicamente los alivios de emergencia que se producen forzosamente en las EDAR (esas estaciones que se encargan de aliviar la carga contaminante de aguas urbanas residuales antes de su desagüe al mar) son un buen ejemplo de impacto ambiental directo por vertido a aguas, fluviales y marinas por inercia. Y todo eso va a parar al mar... y del mar, a las nubes, y de las nubes... llueve sobre nuestras cabezas... Permitan que nos lo tomemos con cierta guasa... pese a lo serio del asunto. Los Toreros Muertos ya cantaron una oda al Ciclo Hidrológico hace muchos años. 

Todo lo que hemos echado por el retrete, o al lecho del río... volverá a nosotros
Fuente: Youtube

El diseño de infraestructuras. ¿Qué fue antes, el puente, o la vegetación?

Del mismo modo que en las ciudades vemos ridículos alcorques pese a los cuáles los árboles tratan de sobrevivir, el diseño de infraestructuras muchas veces se queda corto ante la falta de gestión de las cuencas hidrográficas. El diseño de la canalizaciones artificiales de cursos fluviales, es una materia cuya revisión urgente sería fundamental en nuestro territorio torrencial. Infraestructuras duras e inertes como “canales de hormigón”  que generan coeficientes de rugosidad muy bajos, derivando en flujos rápidos, y en la aceleración de lo anteriormente comentado entre otros, además de un mal gusto paisajístico espectacular. La renaturalización, como en el caso reciente del Manzanares, con infraestructuras de escollera vegetada, generan coeficientes de rugosidad mayores sin comprometer la libre circulación del curso en dichos episodios por la facilidad de drenaje a través de los intersticios existentes entre las escollera. Que un ojo de puente sea pequeño, que una conducción pasante de un badén, o una vía de comunicación se quede corto ante episodios torrenciales, es responsabilidad de quienes los diseñan, de quienes recortan en la ejecución, o de quienes los autorizan. 

Esos errores de diseño cuestan, cuando menos, dinero. Pero pueden costar también vidas... Pese a que las grandes avenidas generan destrucción de áreas naturales por arrastre, y las pequeñas beneficios en cuanto a procesos de sedimentación, erosión local y transporte de materia orgánica y propágulos de regeneración, la inertización de cauces no permite ni una minúscula compensación de daños por arrastre, y hacer puentes pequeños, provoca tapones. No al revés. En condiciones normales, restos de vegetación "muy grandes" llegan hasta el mar, sin problemas. ¿Por qué será?

Desembocadura con restos arrastrados a lo largo de toda la cuenca del Bogachiel River en Newbert Creek, Third Beach en el Parque Nacional de la Península Olímpica. Fuente: Ferran Dalmau - Rovira


La prevención, la planificación, la formación y la autoprotección como forma de vida

Vivimos en tierra de lluvias torrenciales. Y no es de ayer. Pese a ello, muchos municipios valencianos (más de 100) siguen sin tener un plan de inundaciones. Es el denominado PAMRI (Plan de Actuación Municipal ante el Riesgo de Inundaciones) que no es otra cosa que un documento técnico que establece la organización y las actuaciones de los recursos y servicios municipales, al objeto de hacer frente a las emergencias por inundaciones.

Y esto no es algo voluntario. Es algo preceptivo, por Ley. Minimizar el riesgo y garantizar la seguridad de los vecinos frente a inundaciones forma parte de las obligaciones de las corporaciones municipales, tal y como se establece dentro de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local (LBRL) que otorga a los Ayuntamientos competencias en materia de protección civil y de prevención y extinción de incendios, centrando la responsabilidad en la figura del Alcalde (que como saben, es "el que quiere que sean los vecinos el alcalde", Rajoy, 2015). Según la normativa, corresponde al alcalde adoptar personalmente, y bajo su responsabilidad, en caso de catástrofe o de infortunios públicos o grave riesgo de los mismos, las medidas necesarias y adecuadas dando cuenta inmediatamente al Pleno Municipal. Y otra cosa, la responsabilidad de la elaboración y aprobación de los Planes de Actuación Municipal frente al riesgo de inundaciones corresponde al órgano de gobierno municipal.

Este documento, una vez hecho, ensayado en simulacros, formado el personal, debería ayudar a que se preste un servicio rápido y coordinado de los medios municipales, reduciendo así los riesgos para la población. Un ejemplo: el Ayuntamiento de Algemesí, en la Ribera Alta. No sólo hicieron y aprobaron su plan... es que han formado a su Policía Local, Técnicos y Protección Civil (¡hasta los políticos participaron en los ejercicios!) para prepararse ante episodios de meteorología adversa...
Gente del Ayuntamiento de Algemesí preparándose para cuando llueva un día que no llovía. Formación de aula y ejercicios prácticos con bombas de achique para practicar por si un día hace falta. Fuente: Medi XXI GSA. 



Los PAMRI permiten conocer el riesgo real al que un municipio puede verse expuesto, catalogando los elementos vulnerables presentes y zonificando el territorio en función de su riesgo. Este conocimiento previo, permite desarrollar las acciones necesarias para prevenir posibles afecciones en futuras emergencias. 



En el momento de la inundación es difícil implementar las medidas necesarias para evitar los daños, por tanto, planificar un correcto seguimiento de la situación meteorológica y una alerta temprana a los vecinos, permite, tanto a estos, como a los medios municipales, disponer del tiempo suficiente para tomar las medidas adecuadas frente a la futura inundación. La importancia de conocer la capacitación y experiencia de los medios personales disponibles para el día de la emergencia, y que estos conozcan las funciones que deberán de realizar, tanto en fase de preemergencia, como durante la emergencia todas las personas implicadas es uno de los aspectos claves para garantizar una buena respuesta ante la misma. El PAMRI planifica una serie de tareas informativas y de formación con el objetivo que el día de la inundación, tanto la población local como los miembros de la administración local, ejecuten de forma correcta y ágil, los procedimientos preestablecidos en el Plan. Estos planes recogen la realidad municipal frente al riesgo de inundaciones, convirtiéndose en una herramienta que permite a cualquier miembro de la corporación local, disponer de un conocimiento adecuado de las medidas y procedimientos que se deben llevar a cabo en caso de riesgo de inundación, e identificar necesidades formativas, de material, o de infraestructura para mejorar en el futuro. 



Miren, no nos gusta el Cambio Climático. Pero no parece que vayamos a pararlo de hoy para mañana. Hace unos años empezamos a utilizar esta diapositiva en la que explicábamos que en Europa habría 100.000 muertos más cada año si no se cambiaban ciertos parámetros relacionados con el modelo territorial, con la planificación territorial estratégica... Hubo quien nos dijo de todo (y lo sigue habiendo), pero nos da igual, porque la realidad es tozuda y se va observando que los negacionistas del cambio climático tienen cada día menos argumentos. 

El Cambio Climático matará cada año aproximadamente a 100.000 personas más, si no hacemos nada, según un informe del año 2014. No es una errata. Fuente: Nuño Domínguez. 


Por cierto, ya va siendo hora de que las empresas de comunicación empiecen a aplicar criterios de sentido común para con su personal, o al menos, a cumplir con la normativa de Prevención de Riesgos Laborales a la hora de enviar a sus informadores a cubrir emergencias, sea por incendio forestal, inundación o lo que sea... Si se quieren meter en la zona cero a su gente, deben dotarlos de un EPI (Equipo de Protección Individual), formarlos en materia de seguridad, y ponerse en contacto con los responsables de emergencias para que les digan dónde pornerse sin molestar. El derecho a la información es sagrado. La Prevención de Riesgos Laborales, la salud, y la autoprotección una serie de obligaciones establecidas por Ley. Téngalo en cuenta si trabaja en estas cosas. Por su propia salud, y seguridad  hora argumentos. 

Un periodista con capucha, poniendo su vida en peligro. Fuente: Twitter

Dos periodistas con Equipo de Protección Individual en una zona de riesgo acompañadas por un técnico encargado de darles soporte ante eventuales riesgos. Fuente: Cabildo de Gran Canaria. 

Acabamos... ¿Por qué sigue habiendo agua en los ríos cuando no llueve? La gente del CREAF nos lo explica en este magnífico vídeo. Piénselo. Y piense si tras todo lo que le hemos contado sigue pensando que la solución es "limpiar barrancos"... ¿o no?




Por qué hay agua en los ríos cuando no llueve.
Fuente: Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals


La única forma viable de acometer lo que nos toca acometer es la prevención. La gestión hidroLÓGICA forestal de cuencas pensando en la prevención de inundaciones (entre otras muchas cosas). La formación de la ciudadanía y de sus responsables políticos. La revisión de ciertos preceptos técnicos por parte de l@s amig@s del hormigón, y la asunción de una responsabilidad compartida que nos compete a tod@s. Será esto, o seguir como siempre. No hay buenas o malas decisiones. Sólo consecuencias. 

La conclusión a la pregunta sobre si limpiar barrancos sí, o no, sólo piensen que cuanto menor es la resistencia al flujo hidrológico (cuanta menos vegetación tiene la cuenca y el propio cauce), es decir menos obstáculos existen, mucho mayor es el caudal pico de la onda de avenida, lo que permite que el agua se acumule más rápido en la parte final de la cuenca agravando la inundación en esta zona.

La Gestión Forestal Sostenible de las cuencas para maximizar la infiltración y la cantidad de agua que va a nuestros acuíferos, la mitigación de los efectos del Cambio Climático, la prevención de incendios forestales, la prevención de la erosión y la desertificación, la lucha contra la sequía, la creación de paisajes de alta calidad... sería infinitamente más barata que pagar la factura de estos episodios. Podemos invertir en ella, o podemos seguir gastando como hasta ahora y acordarnos de Santa Bárbara cuando truene. 


¿Qué prefieren?



PD (para l@s puristas de esta sociedad ofendidísima): Sí, el tono del artículo es jocoso, desenfadado, y queremos pensar que divertido. Lo hacemos con toda la intención. Lo llamamos reírnos seriamente de las cosas. Es un tema serio, por supuesto, pero llega mejor con una sonrisa. Bastante jodidas están las cosas ahí fuera ya de por sí. Esperamos que nos entiendan. Y si no, no pasa nada, pasen de largo. 

Y sobre todo recuerden: no se tomen la vida demasiado en serio. 
De todas formas, nadie va a sobrevivir =)

Un lugar de cuyo nombre no quiero acordarme (Xaló, Marina Alta, Santi)



AUTORES: 

Emma Gorgonio Bonet
Ingeniera Forestal. Licenciada en Ciencias Ambientales
Subdirectora del área ambiental de Medi XXI GSA

Ferran Dalmau Rovira
Ingeniero Forestal. Técnico de Emergencias y Protección Civil
Director de Medi XXI GSA

Raimon Pérez Ferrando
Ingeniero Forestal. Licenciado en Ciencias Ambientales
Delegado en Alacant de Medi XXI GSA

Francisco Quinto Peris
Ingeniero de Montes. Ex-Jefe de Unidad de Bombers Forestals de la Generalitat
Subdirector de Ingeniería de Medi XXI GSA


FUENTES:

AGENCIA ESTATAL DE METEOROLOGÍA - AEMET: http://www.aemet.es

CONAMA, Análisis de la influencia que el estado de limpieza de los cauces tiene en las avenidas. Gallego, C. 2016.


CREAF - Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals: www.creaf.cat 



FOOD and AGRICULTURE ORGANIZATION of the UNITED NATIONS - FAO: http://www.fao.org/home/en/



MUÑÓZ CARPENA, R. y RITTER RODRÍGUEZ, A., 2005. Hidrología agroforestal. Madrid: Mundi-Prensa : Dirección General de Universidades e Investigación. ISBN 8484762459.

REVISTA MÉTODE - Universitat de València, CERDÀ, A., et al, FUEGO Y AGUA. El impacto de los incendios forestales en el ciclo hidrológico: https://metode.es/

divendres, 16 d’agost de 2019

La maldición de Von Bismarck o el uso de SIDEINFO Zapadores en incendios forestales


El pasado miércoles 14 de agosto hubo un incendio junto a una zona de viviendas en Xàbia en la zona conocida como El Rafalet. Se movilizaron 1 helicóptero, 3 unidades de Bombers Forestals de la Generalitat Valenciana, 2 autobombas, 2 dotaciones de Bomberos del Consorcio de Alicante, un Agente Medioambiental y una Unidad de Prevención. Los medios locales incluidos en el Plan de Actuación Municipal ante el riesgo de Incendios Forestales (PAMIF), Policía Local y Protección Civil, con medios y formación, se pusieron a disposición del mando del incidente y llevaron a cabo una serie de maniobras que incluyeron el despliegue de las unidades portátiles SIDEINFO Zapadores para la protección de dos viviendas en la zona de riesgo. Para nosotros como equipo que llevamos tiempo trabajando con el municipio (y fuera de él) para contribuir a mejorar sus condiciones de seguridad fue una buena noticia. Mucha gente ha trabajado duro para llegar a poder ser útiles el día de la emergencia especialmente a escala local. Y mejor estrenar protocolos en emergencias pequeñas. Así se va adquiriendo la habilidad para el día de la emergencia grande. Ese en el que se agradece toda la ayuda que nos puedan prestar. Además, esta buena gente de Xàbia ya llevaba tiempo formándose y preparándose:



Sé que estos temas de la intervención de medios locales a veces hieren susceptibilidades entre las gentes sensibles del universo (vivimos en el siglo de l@s ofendidit@s, qué le vamos a hacer) y también que hay gente que, legítimamente, no comparte nuestro entusiasmo con el uso de estos dispositivos. Antes de entrar en materia, enhorabuena al municipio de Xàbia porque a partir del incendio de 2016 ha ido llevando a cabo una serie de actuaciones ejemplares y ha demostrado aquello de las "Lecciones Aprendidas" que tanto nos gusta a los forestales.


Unidades SIDEINFO Zapadores desplegadas por medios del Ayuntamiento de Xabia
Fuente: Ayuntamiento de Xàbia


Por ejemplo, que la Policía Local (profesionales) y la Protección Civil (profesionales o voluntarios) de una localidad son un recurso contemplado en el Sistema Nacional De protección Civil que regula las intervenciones de cada organismo y que tiene perfectamente adscritas una serie de competencias a la escala local, siempre bajo el mando de profesionales, por supuesto. Los que han trabajado conmigo saben que no soy partidario del “panchovillismo”. Para trabajar hacen falta medios, formación y seriedad. Pero tampoco soy partidario de los puristas ni de los guardianes de la ortodoxia que se arrogan competencias exclusivas y desprecian la labor de otros por sentirse amenazados, desplazados o vete tú a saber qué. Los conflictos entre operativos no suman. No ayudan. No construyen. Y el día que eso se entienda avanzaremos mucho. 

Unidades SIDEINFO Zapadores desplegadas por medios del Ayuntamiento de Xabia
Fuente: Ayuntamiento de Xàbia


Bajo mi humilde punto de vista, un modelo en el que los medios locales son parte de la solución y un apoyo a las unidades de los Consorcios, o de las Administraciones Autonómicas, es un modelo mejor. Puedo estar equivocado, por supuesto, pero al fin y al cabo las competencias de Protección Civil en este país son compartidas por toda la ciudadanía (incluida la población civil) y son una obligación. Con respecto al uso de los cañones SIDEINFO zapadores me gustaría dejar claras 3 cosas:

  1. Son una herramienta defensiva más pensada para zonas de Interfaz Urbano Forestal y diseñada para no exponer a los intervinientes en zonas de impacto a la llegada de ese impacto. Ya está. Una herramienta. Ni mejor, ni peor que otras. Si la tienen pueden valorar su utilización. Si no la tienen, no. Ya nos ha pasado varias veces de gente que “yo eso de los cañones no lo veo” y luego lo acaba viendo (e incluso comprando oiga…). De hecho hay muchos profesionales (sí, sí, profesionales, tanto como el que más) que sí que lo ven. Y cuando organizamos actividades formativas, vienen, preguntan, comparten, critican, construyen...

  2. Como todas las herramientas tiene limitaciones. Si no hay agua, no hay tiempo o no hay medios suficientes para su operación, no es la herramienta. Como ocurre con otras. Se ha testado en Portugal en parcelas de quemas experimentales y en incendios forestales. No es un sistema infalible, ni maravilloso, ni perfecto. Es una herramienta más de la caja. Aquí algunas imágenes de los ensayos.
  3. Esta herramienta se diseñó a propuesta del operativo. Nuestro diseño original es una instalación fija basada en un plan de autoprotección implementado, la gestión del combustible del entorno de la zona de IUF y de los jardines, las infraestructuras (sensores, cañones, hidrantes, motobombas, señales...) y la formación (simulacros, ejercicios prácticos, reconocimiento…)


También me gustaría recordar que los Ayuntamientos son competentes en materia de Protección Civil por lo que es lógico que dispongan de medios propios para garantizarse un mínimo de operatividad. El voluntariado de protección civil puede colaborar en la gestión de las emergencias y de hecho lo hace. Al final es el cauce formal de la participación ciudadana en la respuesta social a las emergencias. De hecho, la misma normativa establece que los poderes públicos promoverán la participación y la formación de estas unidades. 

Dijo Otto von Bismarck (El Canciller de Hierro):

Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido

Si alguien quiere hacer crítica constructiva, bienvenid@ sea. La crítica destructiva se descalifica a sí misma. Si no se tiene nada mejor que aportar, al menos, cabría pedir respeto al trabajo que hay detrás, que no es poco.

Así a lo mejor algún día rompemos la maldición del tío Von Bismarck. 

diumenge, 16 de juny de 2019

3 anys del Incendi Forestal de Carcaixent

Bé, desprès de molts mesos d'inactivitat al blog per volum de feina i condicionants diversos, recuperem l'activitat amb un recordatori. Hui, diumenge 16 de juny de 2019 és el tercer aniversari del darrer Gran Incendi Forestal (GIF) que va patir la localitat de Carcaixent. Durant estos darrers 3 anys a l'equip de Medi XXI GSA en han passat moltes coses. La majoria bones. Hem après molt i hem treballat molt dur. Però ara, volem que tota eixa experiència acumulada puga servir per a intentar que no torne a passar. Que no es torne a cremar la muntanya de la nostra ciutat. 

Imatge del #IFCarcaixent de 2016 des del Castell de Cullera. Font: JC Villena


1. Antecedents

El 16 de juny de 2016, cap a les 17h de la vesprada, s'inicià un dels incendis forestals més importants que ha patit Carcaixent. De les 2.702 hectàrees forestals del terme, se'n van cremar 2.210,62. Això és el 81% del nostre patrimoni forestal.  I no era la primera vegada. Com explicàvem mesos abans d'aquell incendi (Article: Però, i per què se cremarà la muntanya de Carcaixent?) el municipi ha patit incendis forestals de forma cíclica, la gravetat dels quals ha anat en augment en la mesura en que s'ha abandonat l'activitat agropecuària.

- Gran Incendi Forestal anys 80. Data: 17/07/1981 Superfície afectada: 2.375 hectàrees.
- Gran Incendi Forestal anys 90. Data: 13/07/1991 Superfície afectada: 4.502,20 hectàrees
  (amb afecció a Simat i altres termes municipals)
- Gran Incendi Forestal anys 00. Data: 03/09/2000 Superfície afectada: 1.237 hectàrees
  (amb afecció a Rafelguaraf, Simat i altres termes municipals)
- Gran Incendi Forestal anys 10. Data: 07/09/2010 Superfície afectada: 2.059 hectàrees
  (amb afecció a Rafelguaraf, Simat i altres termes municipals).

Notícia apareguda en el diari ABC sobre l'episodi d'incendis en diverses localitats en 1981 en el que es fa referència al foc de Carcaixent en el que cremaren més de 2000 hectàrees. Font: ABC

A l'article s'explicava que: "... D'acord amb la sèrie històrica de les darreres dècades, just ara que fa 100 anys que Carcaixent va obtindre el títol de ciutat, estem dins del període de retorn per tornar a patir un Gran Incendi Forestal. Estadísticament en els propers 5 anys és probable que la situació es torne a repetir atenent a les dades històriques i considerant l'estat en el que es troben les zones agroforestals. ..." 

L'article es va publicar en abril. El foc va ser en juny. I fot molt veure vindre les coses, advertir-ho... i que passe. La veritat. Si voleu saber amb exactitud què va passar al 2016, podeu llegir este informe de la Generalitat Valenciana que recull la informació més important: INFORME GENERALITAT VALENCIANA

Portada del informe post - incendi forestal de la Generalitat Valenciana per al #IFCarcaixent de 2016
Font: Unitat Tècnica 902


Però, la pregunta és: pot tornar a passar? i malauradament, la resposta és sí. Pot tornar a passar. 



2. La situació actual. 

La nostra feina ens obliga a recórrer milers de quilòmetres cada any. I Carcaixent no n'és una excepció. La base de dades que Medi XXI GSA ha anat recollint al llarg dels seus 18 anys d'activitat de moltes localitats és un xicotet tresor que ens serveix per poder comparar, avaluar i analitzar amb l'objectiu de planificar i dissenyar possibles futurs. 

Històricament s'ha denunciat des d'aquest blog que la localitat en la que tenim la nostra sèu principal no disposava de Pla Local de Prevenció d'Incendis Forestals (PLPIF). Això, afortunadament, està a punt de canviar. Durant 2019 l'Ajuntament de la localitat ha iniciat els treballs per a la seua elaboració i ha contractat una Assistència Tècnica amb el nostre equip.

Com que les xarxes socials les carrega el dimoni, cal aclarir que en l'actualitat el nostre equip està desenvolupant més de 50 Plans Locals de Prevenció de Incendis Forestals de municipis valencians, sense contar la llarga trajectòria de planificació forestal acumulada. És a dir, moltes localitats han confiat en nosaltres per tal de dissenyar el seu futur en matèria forestal. 

Municipis valencians on estem treballant la prevenció d'incendis forestals.
Font: Medi XXI GSA

També cal assenyalar, com fem sempre, que redactar el PLPIF no garanteix que no puga passar. Per a que eixa planificació siga efectiva, cal dotar-la pressupostàriament i executar-la. És a dir, cal passar del paper al territori. I eixe serà, sense dubte, el repte dels propers anys. 

Respecte a la situació de les nostres muntanyes la recuperació va per barris. Hi ha zones que han estat més danyades i la seua recuperació està sent més lenta, i hi ha altres que a poc a poc recuperen el verd. La regeneració depèn, entre d'altres factors, de quantes vegades s'haja cremat una zona (1,2,3... a Carcaixent hi ha zones que s'han cremant fins a 5 vegades en els darrers 60 anys), de quina vegetació hi havia abans del incendi, de si hi ha més o menys terra - erosió, per la pendent, de si la zona és de solana o d'ombria... tots eixos factors combinats determinen una regeneració o una altra. Per això, s'està fent ara feina d'inventari per tal de conèixer amb detall l'estat de la vegetació i poder dissenyar les actuacions que han de servir per protegir-lo. 

Parcel·les d'inventari amb mostreig sistemàtic. Abans d'eixir a camp se tria la zona que se vol visitar i se prepara la cartografia. Font: Medi XXI GSA

Les cases de Don Bernardo, que segueixen assolades 3 anys després.
Font: Medi XXI GSA

Zona cremada en baixa intensitat de foc a la confluència dels barrancs de Noguera i de les pedreres on els pins han sobreviscut al incendi. Millor estat de regeneració.
Font: Medi XXI GSA
Inventari de camp sobre l'estat de la vegetació. Parcel·les de inventari.
Font: Medi XXI GSA

Vol d'aeronau per control remot per accedir a les zones més complicades.
Font: Medi XXI GSA


En els propers mesos esta feina s'explicarà a la ciutadania en el marc del procés de participació pública que sempre desenvolupem a tots els treballs que fem. En eixe procés s'explicarà la situació i quines són les propostes a futur (recuperació de zones més danyades, apertura de franges de defensa contra incendis, construcció de dipòsits d'aigua, recuperació de zones estratègiques agropecuàries...) i se recollirà el punt de vista de la ciutadania, associacions, partits polítics,... per tal d'incorporar-lo al PLPIF. La idea que perseguim sempre és generar un document de consens que en cas de canvis de govern continue aplicant-se.

3. Conclusions

El 45% del terme municipal de Carcaixent és forestal. També cal assenyalar que la major part del terme municipal (més del 90%) és privada llevant de l'Hort de Soriano i una parcel·la al Realenc, que són municipals. Això evidentment, condiciona la seua gestió. Però hi ha fórmules per tal de poder treballar (convenis, consorcis, compra del terreny, expropiació...). El que resulta clar és que tenim que treballar com a poble per tal de previndre els incendis que vindran. Perquè una cosa que s'ha d'assumir és que el foc ha estat, està i estarà present als ecosistemes mediterranis de forma natural (el foc de Llutxent de l'any passat va ser per llamp). A Carcaixent, des de 1996, el 12,96% dels incendis han estat provocats per causes naturals, i han estat responsables del 9,64% de la superfície cremada. La resta dels incendis són de causalitat humana (87,04%) i són responsables del 90,36% de la superfície cremada... això és el que cal abordar. Cal reduir els focs per causalitat humana i disposar de les infraestructures necessàries per a que si hi ha foc, se puga minimitzar els seus efectes. 

També cal començar a avaluar metodologies com ara el maneig de la ramaderia preventiva (ficar ramat extensiu en algunes zones) i el maneig del foc tècnic (el que s'anomenen cremes prescrites) i que consisteix en cremar de forma controlada zones concretes per obrir franges de discontinuïtat. Estat feina es fa en hivern, amb fred i humitats ambientals molt elevades, generant focs de baixa intensitat que no danyen la vegetació però sí consumeixen la matèria morta. En termes de perruqueria és com anar a que et tallen les puntes i el cabell danyat. 

foto de ALVPC Carcaixent.
foto de ALVPC Carcaixent.
Crema prescrita formativa amb l'Agrupació Local de Voluntaris de Protecció Civil de Carcaixent.
Font: Medi XXI GSA


Hem après la lliçó? Volem que no ens torne a passar? Quines accions cal desenvolupar? Com les financem? Totes eixes preguntes són importants, i requereixen d'una resposta urgent. Cal avançar en matèria preventiva contra incendis forestals per que el foc de 2016, en magnitud i gravetat, siga simplement un mal record. De moment ens vegem el proper 28 de juny a les 19:00h al Bar - Restaurant de Sant Blai per parlar de prevenció d'incendis.

foto de ALVPC Carcaixent. 
Cartell convocatòria jornada formativa prevenció incendis forestals
Font: Generalitat Valenciana

Nosaltres hem de fer la nostra part del tracte. La natura ja va fent la seua... malgrat les dificultat que li generem... 

Una mata de romer tracta d'obrir-se camí clavillant una pedra.
Font: @ferrandalmau78